Secretaría de Salud

 

Autoexamen de la Cavidad Bucal

El auto examen bucal es un método diagnostico de gran utilidad para la detección precoz de cáncer, una medida eficaz para aumentar el índice de curación del mismo.

"Siete pasos para realizar auto examen en la detección de lesiones bucales"

  1. Lávate bien las manos y colócate frente a un espejo con buena iluminación.
  2. Observa y palpa los labios por dentro y por fuera con tus dedos siguiendo un trayecto en forma de ovalo, es decir de la región posterior superior del lado derecho del fondo del saco continua en la parte inferior, hacia el frente deslizándolo hacia el lado izquierdo y terminando por la frontal del labio superior, tus labios deben de ser lisos, hidratados, brillantes, y de color rosa coral, consistencia firme y sin presencia de nódulos o tumoraciones. La presencia de pequeñas elevaciones en forma natural llamadas gránulos de Fordayce se presenta en el labio inferior en su cara interna siendo estos asintomático.
  3. Observa, palpa dientes y encías por todos sus lados, las encías deben de ser de consistencia firme, brillante, de color rosa coral a rojo claro, libre de sangrado a la palpación; las papilas interdentales deben de tener un puntilleo en forma de cáscara de naranja. Las enfermedades más comunes es la gingivitis y las periodontales presentándose con mayor frecuencia sangrados al cepillado, al tacto o incluso al hablar, provocando una destrucción de los tejidos de soporte dando movilidad a los dientes. Los dientes deben de estar firmes en la encía, de color blanco amarillento a amarillo paja, variando de acuerdo a las condiciones raciales.
  4. Observa y palpa la cara interna de las mejillas, deben estar hidratadas, de color rosa coral, a nivel de los molares superiores se presenta los conductos de las glándulas salivales las cuales deben de ser permeables y ligeramente abultadas, así mismo, a ese nivel se presentan pequeñas marcas de los dientes siendo estas indoloras.
  5. Observa y palpa todas las caras de la lengua, hacia ambos lados y sus bordes laterales, la lengua debe de tener gran movilidad tanto lateralmente como hacia fuera y hacia adentro, su color rosa coral libre de placas blanquecinas, consistencia firme, lisa y brillante.
  6. Observa y palpa el piso de la boca, al elevar la lengua hacia el paladar presenta un pliegue llamado frenillo lingual, el cual en forma natural permite desplazar la punta de la lengua al paladar. En la parte más profunda del piso de la boca se presentan los conductos salivales, que al ser presionados permiten la salida de liquido salival. En la parte inferior de la lengua presenta dos arterias de color azul libres de dolor a la palpación.
  7. Observa y examina el paladar, debe presentar una consistencia firme en sus dos tercios y en su parte posterior es blando; en la parte final se presenta la úvula y los pilares amigdalinos; en la parte anterior a partir de los dientes frontales presentan unas pequeñas rugosidades, las cuales aumentan de tamaño con cambios térmicos o alimentos ácidos, libres de dolor a la palpación.
La presencia de alteraciones o cambios de coloración, forma, tamaño y consistencia de los tejidos de la cavidad bucal, se deben de tomar en cuenta así como el tiempo de evolución.
Acudir al servicio odontológico es importante para mantener y recuperar tu salud bucal