Secretaría de Salud

 

Tabaco

Descripción


La planta del tabaco, Nicotiana tabacum, es una planta solanácea originaria de América. El humo del tabaco es una mezcla de sustancias químicas como el monóxido de carbono (provoca enfermedades cardiovasculares, disminuye el transporte de oxígeno, produce fatiga, tos y expectoración), alquitrán (sustancia responsable de los distintos tipos de cáncer), formaldehído, cianuro y amoniaco, sustancias que producen cáncer. La nicotina es el principal componente adictivo, responsable de la adicción.

Efectos


La nicotina actúa en el sistema nervioso central y periférico, alterando las funciones del corazón, de los sistemas respiratorio y endocrino así como diversos procesos psicológicos. Entre sus principales efectos inmediatos está la elevación del estado de alerta, el aumento de la presión arterial, la respiración y la frecuencia cardiaca. Con dosis mayores la nicotina suprime la producción de insulina del páncreas, incrementando los niveles de glucosa en la sangre, también son frecuentes las náuseas y mareos, los estados de ansiedad e irritabilidad, el insomnio y la disminución del apetito.

Consecuencias


Una consecuencia frecuente entre los hombres es la disfunción eréctil (impotencia sexual). Las mujeres presentan más molestias durante su menstruación y tienen mayor probabilidad de sufrir osteoporosis. La resequedad de la piel y las arrugas prematuras son otras consecuencias derivadas del consumo de tabaco. Entre las principales enfermedades están la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), la bronquitis, enfermedades del corazón y vasculares. El consumo de tabaco, es causa de muerte, debido su asociación con diversos tipos de cáncer: de pulmón, boca, faringe, laringe, esófago, estómago, páncreas, cérvix, riñones, uretra, vejiga.

¿Quiénes tienen mayor riesgo al consumir tabaco?


  • Los adolescentes.
  • Personas vulnerables para desarrollar trastornos mentales.
  • Personas con padecimientos del corazón, pulmonares, diabetes, asma e hipertensión arterial.
  • Mujeres embarazadas, tienen mayor probabilidad de tener partos prematuros, abortos espontáneos y hemorragias durante el embarazo, los hijos nacen con bajo peso y presentan mayor riesgo de hipoxia fetal.
  • Fumadores pasivos, personas que no fuman pero conviven con un fumador.