Secretaría de Salud

Cáncer de Cuello Uterino

El cáncer de cuello úterino, es un tipo de cáncer que se origina en las células del cuello del útero (o matriz) y se asocia a la infección por virus del papiloma humano de alto riesgo (VPH).
Todas las mujeres tienen riesgo de padecerlo. Al año cerca de 4000 mujeres en México fallecen por esta causa, la mayoría no se realizó nunca una detección.

Factores de riesgo:

  • Inicio de vida sexual antes de los 18 años
  • Múltiples parejas sexuales
  • Infección por VPH
  • Tabaquismo
  • Infecciones de transmisión sexual
  • Pareja sexual masculina infectada por VPH
  • Tener una pareja que ha tenido múltiples parejas sexuales
  • Mujeres menores de 30 años sin antecedente de control citológico
  • Mujeres inmunocomprometidas


Signos y síntomas más comunes del cáncer de cuello de útero

  • Sangrado intermenstrual
  • Sangrado postcoital
  • Sangrado posmenopáusico
  • Apariencia anormal del cérvix (sospecha de malignidad)
  • Descarga vaginal (manchado de sangre)
  • Dolor pélvico

¿Cómo prevenirlo?

El cáncer uterino es la única neoplasia prevenible al 100% mediante:
  • Vacunación contra el VPH.
  • Uso correcto de condón.
  • Detección y tratamiento de lesiones precancerosas.
  • Evitar consumo de tabaco.
  • Uso de terapia hormonal antes o después de la menopausia por más de 5 años.

¿Cómo detectarlo a tiempo?

Si tienes entre 25 y 64 años, solicita tu prueba de detección en la unidad de salud más cercana a tu domicilio.
La prueba es gratuita y está disponible en todas las instituciones del Sistema Nacional de Salud.



No olvides regresar por tu resultado
Si tu resultado es:

Positivo: Acudir a la Unidad de Salud a que te realicen un Papanicolaou y te expliquen qué hacer.
Tu tarea es: Acudir a la Unidad de Salud a que te realicen un Papanicolaou y te expliquen qué hacer.
No dudes en preguntar cualquier duda hasta que te quede claro


Negativo: No hay presencia de papiloma virus de alto riesgo o que puedan producir cáncer.
Tu tarea es: Regresar en cinco años a la Unidad de Salud para realizarte otra vez esta prueba.


Las pruebas disponibles en México identifican lesiones antes de que sean cáncer, por lo que el tratamiento es local y no requiere hospitalización.